Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Despídete de la celulitis

Ya sabemos que para acabar con ella no basta solo con entrenar, debes poner a punto tu nevera.
Women's Health , 18-09-2017

Tus hormonas

Tus hormonas

Es el enemigo más popular entre nosotras, y más en la época de corto. Seguramente te has planteado rebajar unos kilos para finiquitarla, pero, ¡ojo!, que pesar menos no es sinónimo de terminar con la celulitis. De hecho, pocas mujeres se libran de ella. ¿Te has fijado bien en tu amiga más delgada? Puede que en sus piernas también se marquen esos antiestéticos hoyitos. Así que más que una cuestión de restar números en la báscula, se trata de acertar con la formula más eficiente para eliminar los líquidos que sobran y minimizar el tejido adiposo. Ponle solución a la temida piel de naranja escogiendo bien lo que comes para controlar tus cambios hormonales.

La celulitis tiene mucho que ver con las hormonas. “Si tu cuerpo produce estrógenos en altos niveles, esto influirá en el proceso de formación de la celulitis y se reflejará en una mayor retención de líquidos”, asegura Ingrid Cataño, nutricionista de Genomic Genetics International. Tanto los hombres como las mujeres contamos con esta hormona, pero nosotras tendemos a producir más estrógenos, por eso tenemos celulitis y ellos no. Y si te estás preguntando si podemos llegar a controlar estas hormonas, te damos una buena noticia: selecciona bien los alimentos que tomas y acumularás menos tejido adiposo en muslos, nalgas y tripa. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 6 RAZONES PARA APLICARTE EL ANTICELULÍTICO ANTES DE DORMIR

Y es que la forma en la que comemos es, entre otros factores, una de las causas de esa piel de naranja que todas odiamos. Muchos de los productos que consumimos, especialmente los azucarados, pueden hacer subir nuestros niveles hormonales. Para empezar, asegura la nutricionista de Genomic, “tenemos que despedirnos del alcohol, la bollería, las comidas enlatadas, los embutidos, los zumos y gaseosas, las galletas, los helados y los fritos”. Igualmente, la leche es un alimento que, en exceso, tampoco resulta apropiado, ya que contiene azúcares de absorción rápida que favorecen la celulitis. El café tómalo con moderación para evitar más retenciones de la cuenta. Y erradica para siempre el tabaco, un tóxico que interfiere en la circulación y contribuye a la aparición de los adipocitos (células que almacenan grasa).

Tus hormonas

Es el enemigo más popular entre nosotras, y más en la época de corto. Seguramente te has planteado rebajar unos kilos para finiquitarla, pero, ¡ojo!, que pesar menos no es sinónimo de terminar con la celulitis. De hecho, pocas mujeres se libran de ella. ¿Te has fijado bien en tu amiga más delgada? Puede que en sus piernas también se marquen esos antiestéticos hoyitos. Así que más que una cuestión de restar números en la báscula, se trata de acertar con la formula más eficiente para eliminar los líquidos que sobran y minimizar el tejido adiposo. Ponle solución a la temida piel de naranja escogiendo bien lo que comes para controlar tus cambios hormonales.

La celulitis tiene mucho que ver con las hormonas. “Si tu cuerpo produce estrógenos en altos niveles, esto influirá en el proceso de formación de la celulitis y se reflejará en una mayor retención de líquidos”, asegura Ingrid Cataño, nutricionista de Genomic Genetics International. Tanto los hombres como las mujeres contamos con esta hormona, pero nosotras tendemos a producir más estrógenos, por eso tenemos celulitis y ellos no. Y si te estás preguntando si podemos llegar a controlar estas hormonas, te damos una buena noticia: selecciona bien los alimentos que tomas y acumularás menos tejido adiposo en muslos, nalgas y tripa. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 6 RAZONES PARA APLICARTE EL ANTICELULÍTICO ANTES DE DORMIR

Y es que la forma en la que comemos es, entre otros factores, una de las causas de esa piel de naranja que todas odiamos. Muchos de los productos que consumimos, especialmente los azucarados, pueden hacer subir nuestros niveles hormonales. Para empezar, asegura la nutricionista de Genomic, “tenemos que despedirnos del alcohol, la bollería, las comidas enlatadas, los embutidos, los zumos y gaseosas, las galletas, los helados y los fritos”. Igualmente, la leche es un alimento que, en exceso, tampoco resulta apropiado, ya que contiene azúcares de absorción rápida que favorecen la celulitis. El café tómalo con moderación para evitar más retenciones de la cuenta. Y erradica para siempre el tabaco, un tóxico que interfiere en la circulación y contribuye a la aparición de los adipocitos (células que almacenan grasa).


Tus aliados

Seguramente la lista de los noes ya la tenías clara, pero... ¿sabías que hay alimentos que nos ayudan a eliminar la celulitis? Sí, has leído bien, y la razón es que mejoran la circulación y combaten la retención de líquidos, actuando como depuradores de nuestro cuerpo. Coge lápiz y papel (o activa las notas de tu smartphone) para apuntar los beneficios de incorporar a tu dieta los siguientes nutrientes. Empezamos por los antioxidantes, que mejoran las paredes vasculares proporcionándonos una mejor circulación. Los puedes encontrar en los aguacates, las fresas, las zanahorias, los cítricos, las manzanas, las uvas, las cerezas, las cebollas, las espinacas y los tomates. Además, son alimentos ricos en agua, por lo que rellenan esos huecos tan feos de nuestra piel y la mantienen hidratada y firme.

Los ácidos grasos insaturados, especialmente los omega 3, también favorecen la circulación, gracias a su gran capacidad anticoagulante. Añade a tu lista los pescados azules y, recuerda, cuanto más pequeños sean, más aconsejables por su menor contaminación. Los alimentos de origen vegetal (nueces, semillas de chía y calabaza...) y el aceite de oliva virgen también aportan este nutriente, aunque en menor cantidad.

Por otro lado el potasio mantiene el correcto equilibrio de líquidos en nuestro cuerpo, así que no te prives de frutas como el plátano o el melocotón; de legumbres; y verduras y de hortalizas, como el perejil, el pimiento, el apio o los puerros.

Ahora ya lo sabes, comer menos no es la solución para librarte de la celulitis, sino vigilar lo que pones en el plato.


¿Cuál es la tuya?

Descubre cuál es el tipo de celulitis que padeces:
BLANDA
Es la más común entre las mujeres y se caracteriza por su flacidez y aspecto gelatinoso. Se distingue porque solo la vemos aparecer al caminar o al cambiar de posición. Es la más fácil de hacer desaparecer, así que si te pones manos a la obra pronto acabarás con ella.
DURA
A diferencia de la celulitis blanda, en esta la piel se ve tersa, pero granulada. Su forma no cambia al caminar, porque está firmemente pegada al músculo. Hay que ponerle freno cuanto antes porque si no se elimina a tiempo puede perdurar.
EDEMATOSA
Es la menos frecuente y la más difícil de tratar. La piel se nota pastosa y las piernas se hinchan tanto que acaban adoptando una línea recta hasta los tobillos. Si tienes claro que quieres deshacerte de ella deberás ser muy exigente con el plan para obtener buenos resultados.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: EJERCICIOS PARA LIBRARTE DE LAS CARTUCHERAS

 


Next

Te recomendamos

Nace el smoothie vegetal

Bébete tu ración diaria de salud y equilibrio...

Tú marcas las reglas, el evento más ‘íntimo’ de WH

¿Y si fuera posible olvidarse de las molestias de la menstruación y además tener meno...

Suunto persenta el Spartan Trainer Wrist HR

Un versátil reloj GPS ideal para mujeres deportistas...

Encuentra tu sujetador perfecto

Cómo el sujetador deportivo ha escrito nuevas reglas de juego...

La ola del cambio

¿Existe alguna diferencia entre el surf masculino o femenino para que haya existido e...

Las mejores zapatillas para volver al cole

Consigue que los más pequeños de la casa pisen con fuerza en el nuevo curso con las z...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.