Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Cosmética SIN agua

Existen océanos de cosméticos que, sin poner en peligro tu piel, aprovechan hasta la última gota.
Women's Health , 02-11-2017

Sin H2O

Sin H2O

Naciones Unidas calcula que en 2025 la mitad de la población vivirá en zonas con escasez de agua y que no tendrá suficiente para poder beber. Así que conciénciate y haz un consumo responsable.

Además de cerrar el grifo mientras te lavas los dientes, hay otras formas de reducir el impacto del H2O en tus rutinas diarias. Por ejemplo, casi todos los productos de belleza de tu cuarto de baño llevan un exceso de agua. Puede que tengan una finalidad (como, por ejemplo, favorecer la absorción de los ingredientes por la piel) pero, con frecuencia, se trata simplemente de utilizar una base barata. Dicho esto, somos realistas… y nos encantan estos cosméticos. Pero todas podemos ser más solidarias y elegir, al menos de vez en cuando, fórmulas sin agua u optar por aquellas para las que no se necesita H2O para que hagan su función. ¿Te apuntas al reto?

FÓRMULAS FABRICADAS SIN H2O
No, no hay H2O en estos productos, pero puede que necesites un chorrito de agua para activarlos. Que no contengan este preciado líquido tiene una gran ventaja; significa que no pueden albergar ni bacterias ni hongos, por lo que tienen una fecha de caducidad más amplia. Otra cosa: tampoco necesitan conservantes como los parabenos (rechazados por muchas consumidoras y cada vez menos presentes en todo tipo de cosméticos). Y un plus nada desdeñable: puedes llevarlos en tu equipaje de mano sin tener que pelearte en los controles de seguridad de los aeropuertos... Si estás un poco perdida en este mar de posibilidades, te revelamos las mejores opciones “secas” de limpieza facial: (TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR COSMÉTICA SIN PARABENOS)


1. PASTILLAS
Champús, acondicionadores, cremas corporales, incluso autobronceadores se pueden encontrar en forma de bloques. Y como son más concentrados que las fórmulas líquidas –por cada tres botellas de crema corporal, por ejemplo, solo necesitas una pastilla de crema– ahorras por partida doble: gastas menos agua y menos dinero. En todo caso, antes de lanzarte a la primera pastilla que veas, echa un vistazo a la etiqueta, pues algunas llevan agua en su composición.
2. POLVOS
Como exfoliantes son ideales (los gránulos tan finitos favorecen un peeling suave), pero también son excelentes para conseguir tu dosis tópica de vitamina C (el antioxidante suele desestabilizarse en el líquido, pero su versión en polvo mantiene la eficacia). Mézclalos con tu sérum favorito para realzar al instante su poder protector.
3. BÁLSAMOS
Son superconcentrados. Suelen estar compuestos por una mezcla de aceites y cera y pueden sustituir a las cremas limpiadoras e hidratantes tradicionales. Estas últimas, de hecho, no necesitan H2O añadido para ser eficaces, solo aplicarlas con generosidad. En su versión “sin” son mano de santo para las pieles secas o irritadas, pero pueden resultan demasiado intensas para las acnéicas o grasas.
4. ACEITES
Son probablemente las mejores fórmulas limpiadoras, ya que la base oleosa disuelve los residuos de manera supereficaz. Además resultan excelentes hidratantes para las pieles secas, ya que el aceite sella el agua debajo de la piel. Incluso las pieles grasas pueden disfrutar de sus ventajas. Si ese es tu caso, hazte con una variedad de rosa mosqueta o de jojoba, que tienen un acabado seco. Como explica el doctor Gabriel Serrano, “aunque parezca contradictorio, ciertos aceites son muy útiles para los cutis grasos, sin que estos aumenten esa incómoda sensación grasienta. Esto es debido a que hay aceites ricos en compuestos activos con efecto seborregulador, astringente, antibiótico, antiinflamatorio, etcétera”.
5. MASCARILLAS SECAS
A diferencia de las tradicionales, impregnadas de sérum hidratante, estas traen sus ingredientes “precocinados”. Cuando aplicas una en el rostro y frotas con cuidado, el calor y las grasas de la piel hacen que se liberen sus componentes. Y como estas mascarillas no solo no contienen agua, sino que nunca interactúan con ella, no albergan bacterias, de manera que puedes utilizarlas hasta tres veces antes de desecharlas. Son un poco menos hidratantes que las convencionales, pero mejores para la firmeza de la piel.

Sin H2O

Naciones Unidas calcula que en 2025 la mitad de la población vivirá en zonas con escasez de agua y que no tendrá suficiente para poder beber. Así que conciénciate y haz un consumo responsable.

Además de cerrar el grifo mientras te lavas los dientes, hay otras formas de reducir el impacto del H2O en tus rutinas diarias. Por ejemplo, casi todos los productos de belleza de tu cuarto de baño llevan un exceso de agua. Puede que tengan una finalidad (como, por ejemplo, favorecer la absorción de los ingredientes por la piel) pero, con frecuencia, se trata simplemente de utilizar una base barata. Dicho esto, somos realistas… y nos encantan estos cosméticos. Pero todas podemos ser más solidarias y elegir, al menos de vez en cuando, fórmulas sin agua u optar por aquellas para las que no se necesita H2O para que hagan su función. ¿Te apuntas al reto?

FÓRMULAS FABRICADAS SIN H2O
No, no hay H2O en estos productos, pero puede que necesites un chorrito de agua para activarlos. Que no contengan este preciado líquido tiene una gran ventaja; significa que no pueden albergar ni bacterias ni hongos, por lo que tienen una fecha de caducidad más amplia. Otra cosa: tampoco necesitan conservantes como los parabenos (rechazados por muchas consumidoras y cada vez menos presentes en todo tipo de cosméticos). Y un plus nada desdeñable: puedes llevarlos en tu equipaje de mano sin tener que pelearte en los controles de seguridad de los aeropuertos... Si estás un poco perdida en este mar de posibilidades, te revelamos las mejores opciones “secas” de limpieza facial: (TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR COSMÉTICA SIN PARABENOS)


1. PASTILLAS
Champús, acondicionadores, cremas corporales, incluso autobronceadores se pueden encontrar en forma de bloques. Y como son más concentrados que las fórmulas líquidas –por cada tres botellas de crema corporal, por ejemplo, solo necesitas una pastilla de crema– ahorras por partida doble: gastas menos agua y menos dinero. En todo caso, antes de lanzarte a la primera pastilla que veas, echa un vistazo a la etiqueta, pues algunas llevan agua en su composición.
2. POLVOS
Como exfoliantes son ideales (los gránulos tan finitos favorecen un peeling suave), pero también son excelentes para conseguir tu dosis tópica de vitamina C (el antioxidante suele desestabilizarse en el líquido, pero su versión en polvo mantiene la eficacia). Mézclalos con tu sérum favorito para realzar al instante su poder protector.
3. BÁLSAMOS
Son superconcentrados. Suelen estar compuestos por una mezcla de aceites y cera y pueden sustituir a las cremas limpiadoras e hidratantes tradicionales. Estas últimas, de hecho, no necesitan H2O añadido para ser eficaces, solo aplicarlas con generosidad. En su versión “sin” son mano de santo para las pieles secas o irritadas, pero pueden resultan demasiado intensas para las acnéicas o grasas.
4. ACEITES
Son probablemente las mejores fórmulas limpiadoras, ya que la base oleosa disuelve los residuos de manera supereficaz. Además resultan excelentes hidratantes para las pieles secas, ya que el aceite sella el agua debajo de la piel. Incluso las pieles grasas pueden disfrutar de sus ventajas. Si ese es tu caso, hazte con una variedad de rosa mosqueta o de jojoba, que tienen un acabado seco. Como explica el doctor Gabriel Serrano, “aunque parezca contradictorio, ciertos aceites son muy útiles para los cutis grasos, sin que estos aumenten esa incómoda sensación grasienta. Esto es debido a que hay aceites ricos en compuestos activos con efecto seborregulador, astringente, antibiótico, antiinflamatorio, etcétera”.
5. MASCARILLAS SECAS
A diferencia de las tradicionales, impregnadas de sérum hidratante, estas traen sus ingredientes “precocinados”. Cuando aplicas una en el rostro y frotas con cuidado, el calor y las grasas de la piel hacen que se liberen sus componentes. Y como estas mascarillas no solo no contienen agua, sino que nunca interactúan con ella, no albergan bacterias, de manera que puedes utilizarlas hasta tres veces antes de desecharlas. Son un poco menos hidratantes que las convencionales, pero mejores para la firmeza de la piel.


Productos que no necesitan agua

A no ser que la suciedad salte a la vista o que te sientas tan sudorosa que no puedas (ni puedan) aguantarlo, los dermatólogos afirman que podemos pasarnos una semana sin una ducha decente y lavarnos a diario solamente los pies y la zona íntima con agua y jabón. ¿Demasiado natural para ti? Lo entendemos. En todo caso, sí podemos hacer algo para contribuir a preservar este recurso sin el que no podríamos vivir, y es dejar los baños para momentos muy, muy, muy ocasionales. Ten en cuenta que cuando te das una ducha consumes una cantidad de agua 15 veces menor que cuando llenas la bañera, según estimaciones de la Fundación Aquae. Y tampoco hay por qué ducharse más de una vez al día, aunque el calor arrecie. Existen otras alternativas, como limpiarse a conciencia siguiendo uno de estos dos métodos que no precisan agua:


TEN SIEMPRE A MANO UN LIMPIADOR MICELAR

Aunque contiene agua, no lo necesita para ser retirado, ya que las diminutas moléculas que flotan en la fórmula atrapan la suciedad y el sebo depositados en la piel. Se aplica a pequeños toques con discos de algodón y los dermatólogos afirman que está indicado, sobre todo, en pieles sensibles que reaccionan con irritaciones a los limpiadores tradicionales.

HAZTE CON UN LIMPIADOR CORPORAL SIN ACLARADO Y EVITARÁS TENER QUE MOJARTE
Los jabones diluidos que se encuentran en los dispensadores de espuma contienen fórmulas que eliminan las grasas y la suciedad. Aplícalos con una toallita, pues si utilizas las manos, lo que estás haciendo es esparcir lo que hay sobre tu piel. ¡Aaargggg!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿POR QUÉ TIENES LA PIEL TAN SENSIBLE?


Next

Te recomendamos

Una cena en casa también puede ser gourmet

Una buena materia prima es sinónimo de éxito....

Tú marcas las reglas, el evento más ‘íntimo’ de WH

¿Y si fuera posible olvidarse de las molestias de la menstruación y además tener meno...

Suunto persenta el Spartan Trainer Wrist HR

Un versátil reloj GPS ideal para mujeres deportistas...

Encuentra tu sujetador perfecto

Cómo el sujetador deportivo ha escrito nuevas reglas de juego...

La revolución post deporte

San Miguel 0,0 Isotónica revoluciona una de las asignaturas pendientes de las deporti...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.