Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Aplícate el autobronceador sin dramas

Piérdele el miedo a este producto
María Villar , 31-05-2018

A pesar de la lluvia

A pesar de la lluvia

Este mes de mayo no nos lo ha puesto nada fácil para ir cogiendo algo de color antes de destapar nuestras pantorrillas. Si eres de las que acostumbrabas a salirte al jardín o a la terraza a ratitos para ir perdiendo el blanco nuclear –se han visto casos incluso de chicas sacando las piernas por la ventana-, este 2018 de poco te habría servido, pues hemos tenido un mes de mayo en el que la lluvia ha sido el factor común en toda la geografía española.

Como se suele decir, a grandes problemas (del primer mundo), grandes soluciones. Te invitamos a que le pierdas el miedo al autobronceador y aprendas de una vez a aplicártelo correctamente. Las circunstancias atmosféricas no te dejan otra opción y lo sabes. Si sigues nuestros pasos no tienes por qué temer la aparición de los temidos parches, ni acabar con producto por todas partes menos por tu piel. El paso de los años, en este caso, también es un factor a favor, las marcas se han puesto las pilas y los productos que encontramos ahora en el mercado no tienen nada que ver con los autobronceadores de hace diez años. ¡Dales una oportunidad!

Descubre qué haces mal con el autobronceador

A pesar de la lluvia

Este mes de mayo no nos lo ha puesto nada fácil para ir cogiendo algo de color antes de destapar nuestras pantorrillas. Si eres de las que acostumbrabas a salirte al jardín o a la terraza a ratitos para ir perdiendo el blanco nuclear –se han visto casos incluso de chicas sacando las piernas por la ventana-, este 2018 de poco te habría servido, pues hemos tenido un mes de mayo en el que la lluvia ha sido el factor común en toda la geografía española.

Como se suele decir, a grandes problemas (del primer mundo), grandes soluciones. Te invitamos a que le pierdas el miedo al autobronceador y aprendas de una vez a aplicártelo correctamente. Las circunstancias atmosféricas no te dejan otra opción y lo sabes. Si sigues nuestros pasos no tienes por qué temer la aparición de los temidos parches, ni acabar con producto por todas partes menos por tu piel. El paso de los años, en este caso, también es un factor a favor, las marcas se han puesto las pilas y los productos que encontramos ahora en el mercado no tienen nada que ver con los autobronceadores de hace diez años. ¡Dales una oportunidad!

Descubre qué haces mal con el autobronceador


¿Lo tienes todo?

Antes de comenzar con el proceso, asegúrate de que tienes todo lo que necesitas. Escoge el producto más adecuado a tu tono de piel. En caso de duda, opta por el más claro y si no eres una experta te recomendamos la formulación en pomada, ya que es más fácil de controlar, aunque si decides usarlo en 'spray', aquí tienes unos consejos. Además del producto,  necesitarás un guante específico para aplicar este producto para las fases previas un exfoliante y tu hidratante corporal preferido, si es con un olor agradable, mejor que mejor. Otro aspecto no menos importante que debes tener en cuenta es contar con tiempo suficiente para hacer todo el proceso y dejar secar el producto, ¡las prisas no son buenas compañeras!


Exfolia

Este paso es de suma importancia para que el tono quede uniforme. Cuando exfoliamos la piel, no sólo la preparamos para que esté más receptiva a los productos que pongamos posteriormete, sino que eliminamos las impurezas que con la limpieza habitual no se van y además retiramos las células muertas, las responsable en gran medida de que unas zonas queden más coloreadas que otras. Te recomendamos que hagas este paso en la ducha, así podrás retirar las partículas exfoliantes cuando termines sin problema.


Hidrata

Tras la exfolianción tu piel te pedirá a gritos una dosis de hidratación. Cuando retiramos las células muertas, la piel queda más expuesta de lo habitual y la nutrición que recibe cuando la hidratamos, la calma y la suaviza. Ahora sí, ya estamos listas para subir unos tonos.


¡A por ello!

Lo primero es recordarte lo que decíamos al principio, asegúrate de que tienes un buen rato para dedicarle a este proceso. No sólo invertirás tiempo en la aplicación, sino que también deberás esperar a que el producto seque y en este punto es muy importante que permanezcas desnuda, sin sentarte y sin juntar los brazos al cuerpo. Si, amiga, tal como lo lees. Si quieres que quede uniforme, tendrás que pasar por esto.  Otras consideraciones importantes a tener en cuenta es que utilices poco producto, que no veas el resultado al instante, no quiere decir que no este haciendo efecto. Si vas poniendo poco, evitarás terminar como Naranjito. Por ultimo, cuando estés aplicando el producto en las articulaciones, no incidas demasiado para evitar que queden con más tono que el resto del cuerpo.


Next

Te recomendamos

La flor de los nutricionistas: apuesta por la alcachofa

La verdura desintoxicante para tomar en cualquier momento y lugar...

Lo que no sabes de las dietas detox

Son rápidas, supuestamente efectivas… y potencialmente peligrosas. ¿Sabes lo que le p...

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de hacer ejercicio?

¿Has dejado de ir al gimnasio? ¿Hace un mes que colgaste las zapatillas de running? P...

20 trucos capilares para chicas deportistas

Dos gurús te harán ganarle la batalla a tus bad hair days incluso en tus sesiones de ...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPR utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.