Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Cómo usar ácidos para el cutis

¿Tienes miedo a equivocarte? Nosotros te guiamos
Women's Health , 26-10-2017

Con superpoderes

Con superpoderes

Ácido. La misma palabra ya te pone piel de gallina. O, como poco, evoca imágenes de rostros tirantes y rosados cual sashimi de salmón. Y, sin embargo, los ácidos han llegado a las perfumerías y a las cabinas de belleza sin mucho reparo. Y es que sus beneficios son considerables: respaldados por ensayos clínicos y considerados como uno de los mayores avances en cosmética, suavizan arrugas, tratan la flacidez, difuminan las manchas y combaten los granitos.

Pueden dar brillo, tersura, proteger e hidratar. “Cumplen funciones terapéuticas o farmacológicas, aunque persigan un fin estético. Son sustancias altamente activas, con características bioquímicas y una potente acción sobre el tejido cutáneo”, explica la dermatóloga Paloma Cornejo. Dicho esto, es fundamental encontrar el que tu piel necesita. Te ayudamos:

Con superpoderes

Ácido. La misma palabra ya te pone piel de gallina. O, como poco, evoca imágenes de rostros tirantes y rosados cual sashimi de salmón. Y, sin embargo, los ácidos han llegado a las perfumerías y a las cabinas de belleza sin mucho reparo. Y es que sus beneficios son considerables: respaldados por ensayos clínicos y considerados como uno de los mayores avances en cosmética, suavizan arrugas, tratan la flacidez, difuminan las manchas y combaten los granitos.

Pueden dar brillo, tersura, proteger e hidratar. “Cumplen funciones terapéuticas o farmacológicas, aunque persigan un fin estético. Son sustancias altamente activas, con características bioquímicas y una potente acción sobre el tejido cutáneo”, explica la dermatóloga Paloma Cornejo. Dicho esto, es fundamental encontrar el que tu piel necesita. Te ayudamos:


Destructor de arrugas:

ÁCIDO RETINOICO

El ácido retinoico es el number one de las moléculas antienvejecimiento, pero, según explica Leonor Prieto, directora científ ca de La Roche-Posay, “no está permitido su uso en cosmética. Se puede emplear en tratamientos estéticos, pero siempre debe ser manejado por médicos. En cosmética se puede usar el retinol (vitamina A), el retinaldehído o los esteres de retinol. Dependiendo de la forma química que usemos y de sus concentraciones, tendremos diferentes tipos de acciones. La forma cosmética más activa es el retinol, pero, a mayor eficacia, también más capacidad de irritar la piel”, concluye.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: QUÉ ÁCIDOS DEBES USAR PARA REJUVENECER TU PIEL

QUÉ USAR: Se incorpora en productos que combaten el envejecimiento y sus consecuencias: arrugas finas o profundas, tono irregular, y falta de firmeza... Dos tratamientos que lo contienen son ‘Redermic R Corrector Antiedad SPF 30’, de La Roche-Posay (36,28 €) y ‘Retinol 0.3’, de SkinCeuticals (92 €).
CONSEJO PROFESIONAL: El retinol no es fotosensibilizante, pero, como nos va a dejar una piel más fina, se recomienda aplicarlo por la noche, y por la mañana usar un fotoprotector o una crema con SPF 30 o superior.


Los mega hidratantes:

ÁCIDOS GRASOS Y ÁCIDO HIALURÓNICO
“El ácido hialurónico es el principal componente de la matriz extracelular dérmica. Su capacidad de atraer agua supera 100 veces su peso y es responsable de la turgencia de los tejidos”, apunta la doctora Cornejo. Los ácidos grasos, como el linoleico, son parte integral de la barrera de la piel; calman irritaciones y nos aportan hidratación.

NO TE PIERDAS 7 COMPONENTES QUE PUEDEN PRODUCIRTE ALERGIA


QUÉ USAR: Los parches con ácido hialurónico ‘Bee Venom Sting Patches’, de Rodial, son perfectos para usar en las bolsas de los ojos, patas de gallo, rictus o líneas de expresión. Con ácidos grasos, una buena opción regeneradora es el ‘Aceite Rosa Mosqueta’, de Mi Rebotica (11,50 €), que evita la pérdida de fl exibilidad de la piel.
CONSEJO PROFESIONAL: “Aplícate el ácido hialurónico de día para mantener la piel jugosa e hidratada durante muchas horas”, recomienda la doctora Cornejo. En pieles normales, puedes, además, combinarlo con retinol.


Iluminador:

ALFAHIDROXIÁCIDO (AHA)
Los AHA o alfa-hidroxiácidos son un grupo de ácidos naturales que se encuentran en los alimentos. Entre ellos están el ácido cítrico (presente en las frutas cítricas), el ácido glicólico (en la caña de azúcar) y el ácido láctico (en la leche agria). “Se utilizan por vía tópica para el tratamiento de la xerosis (piel extremadamente piel seca) y del acné. También en combinación con otros activos despigmentantes –como la hidroquinona– en los casos de melasma (manchas en la piel)”, explica la dermatóloga.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: EL MAPA DEL ACNÉ


QUÉ USAR: A diferencia de los AHA que emplean los profesionales, los que encontrarás en los estantes de la parafarmacia tienden a incluir ácidos parcialmente neutralizados, lo que significa que tienen un pH más cercano al de la piel (en las etiquetas aparecerán neutralizadores como el hidróxido de potasio o de amonio). Puedes probar ‘Lactipeel’, de Mediderma, un agradable peeling en textura gel, indicado, especialmente, para pieles deshidratadas y con falta de vitalidad.
CONSEJO PROFESIONAL: A dosis bajas se utilizan para mejorar la textura, exfoliando levemente la piel, y a dosis altas realizan un verdadero peeling médico.


Antiacné:

BETAHIDROXIÁCIDO (BHA)
A diferencia de los AHA, que actúan en la superficie de la piel, los BHA llegan a más profundidad. “EL ácido salicílico es un beta-hidroxiácido, y el queratolítico de referencia, –explica Mónica Martín, product Manager de Ducray–. Facilita el desprendimiento de las escamas y favorece la disminución de puntos negros o espinillas”.

NO TE PIERDAS: GRANOS A LOS 30


QUÉ USAR: Encontramos ácido salicílico en las fórmulas ‘Keracnyl Control Crema’, para pieles con tendencia acneica retencional (espinillas o puntos negros), y en ‘Keracnyl Stick’, ambas de Ducray.
CONSEJO PROFESIONAL: Puede producir irritación, dependiendo del tipo de piel y el porcentaje de ácido salicílico. Si es así, espacia la aplicación a días alternos. Limita la exposición al sol y usa protector solar.


Los despigmentantes:

ÁCIDO KÓJICO Y ÁCIDO AZELAICO
“Derivado de un hongo, el ácido kójico se utiliza principalmente para inhibir la síntesis de la melanina. Es el despigmentante ideal para pieles sensibles, pieles de color y tratamientos a largo plazo del melasma”, apunta la doctora Cornejo. Además de sus propiedades para aclarar la piel, es también un antioxidante. El azelaico tiene capacidad despigmentante y se combina muchas veces con el kójico y otros ácidos. “También se usa en rosácea, por su poder antiinfl amatorio, y en el acné leve”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR 5 PREGUNTAS (Y RESPUESTAS) SOBRE LAS MANCHAS SOLARES

QUÉ USAR: Prueba ‘Porcelana’, de Farma Dorsch, una crema despigmentante con un mix de ácidos (kójico, ascórbico y láctico) y filtros solares.
CONSEJO PROFESIONAL: Usa fotoprotectores con óxido de zinc. Protegen de la luz en cualquier longitud de onda, incluso de la del ordenador o las bombillas, evitando manchas oscuras.

Y ADEMÁS: POLUCIÓN, COMBATE SUS EFECTOS EN TU PIEL


Next

Te recomendamos

Una cena en casa también puede ser gourmet

Una buena materia prima es sinónimo de éxito....

Tú marcas las reglas, el evento más ‘íntimo’ de WH

¿Y si fuera posible olvidarse de las molestias de la menstruación y además tener meno...

Suunto persenta el Spartan Trainer Wrist HR

Un versátil reloj GPS ideal para mujeres deportistas...

Encuentra tu sujetador perfecto

Cómo el sujetador deportivo ha escrito nuevas reglas de juego...

La revolución post deporte

San Miguel 0,0 Isotónica revoluciona una de las asignaturas pendientes de las deporti...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.