Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

9 cosas que la que te hace la cera quiere que sepas (pero que no te dice)

Ellas saben más de tu vida personal de lo que tú te crees
Nina Bahadur , 12-05-2017

Donde hay pelo...

Donde hay pelo...

Si te depilas con cera tus partes más íntimas, no te vamos a engañar: el proceso es odioso. Es incómodo, caro y doloroso, pero –eso sí- muy eficaz. Y los profesionales encargados de ello tienen mucha sabiduría para compartir. Aquí tienes 9 cosas que las chicas que te hacen con cera las ingles quieren que sepas.

1.- El vello es bello
“No te preocupes por el aspecto de tu vagina”, asegura Krystal Cordoba, esteticista del prestigioso centro Spruce&Bond en el Upper West Side. “Nuestro trabajo es hacer que te veas y te sientas mejor al respecto”. Si te preocupa cómo vemos nosotros tus “partes inferiores”, recuerda que no estamos aquí para juzgar.

2.-Olvídate de la cuchilla
“Por favor, no te afeites entre cera y cera. No importa lo tentada que estés a hacerlo”, continúa. “Es mejor que vengas cada cuatro o cinco semanas. Por ejemplo, una manera fácil de mantener la rutina es venir justo después de que terminas con la regla”.

3.- Nada de rastrojos
El afeitado entre ceras “puede trastocar tu depilación y evitar que obtengas los mejores resultados. Además, ten en cuenta que un afeitado desigual puede dejar como ‘rastrojos’ después de depilarte, ya que algunos pelos serán muy cortos para arrancarlos”. Resumiendo: no vale la pena. 
Y ADEMÁS: 6 TIPS PARA NO SUFIR CON LA CERA

 

Donde hay pelo...

Si te depilas con cera tus partes más íntimas, no te vamos a engañar: el proceso es odioso. Es incómodo, caro y doloroso, pero –eso sí- muy eficaz. Y los profesionales encargados de ello tienen mucha sabiduría para compartir. Aquí tienes 9 cosas que las chicas que te hacen con cera las ingles quieren que sepas.

1.- El vello es bello
“No te preocupes por el aspecto de tu vagina”, asegura Krystal Cordoba, esteticista del prestigioso centro Spruce&Bond en el Upper West Side. “Nuestro trabajo es hacer que te veas y te sientas mejor al respecto”. Si te preocupa cómo vemos nosotros tus “partes inferiores”, recuerda que no estamos aquí para juzgar.

2.-Olvídate de la cuchilla
“Por favor, no te afeites entre cera y cera. No importa lo tentada que estés a hacerlo”, continúa. “Es mejor que vengas cada cuatro o cinco semanas. Por ejemplo, una manera fácil de mantener la rutina es venir justo después de que terminas con la regla”.

3.- Nada de rastrojos
El afeitado entre ceras “puede trastocar tu depilación y evitar que obtengas los mejores resultados. Además, ten en cuenta que un afeitado desigual puede dejar como ‘rastrojos’ después de depilarte, ya que algunos pelos serán muy cortos para arrancarlos”. Resumiendo: no vale la pena. 
Y ADEMÁS: 6 TIPS PARA NO SUFIR CON LA CERA

 


Aplaza la hora feliz

4.- No emborraches tus pelillos
Si quieres “animarte” antes de una cita y tomarte unos vasitos de vino, es mejor que te esperes y aplaces tu “hora feliz” hasta después de depilarte: el alcohol hace que fluya más sangre y que tengas toda la zona más sensible.

5.- Esto no es un final feliz
Lo mismo ocurre con la depilación post sexo: “nosotras sabemos cuándo acabas de tener un coito. Es extremadamente obvio y grosero”.

6.- Nada de novatos
“Tú no sabrás si es la primera vez que yo hago la cera a una cliente”, nos aseguran. Algunos salones lo avisan, pero otros no. Si no quieres una novata por la zona, indícalo en recepción. Y ADEMÁS: Por qué te crecen pelos en los pezones y en otros lados inoportunos


Historias de terror

7.- El tampón volador
Evita hacerte la cera cuando estás con el periodo… al menos, siempre que puedas. En primer lugar, porque te dolerá más, ya que la zona está más sensible. Y en segundo lugar… porque puede pasar como una historia de terror que nos comentan sobre una cliente: “estaba tan avergonzada que no mencionó que tenía el período. La cera accidentalmente atrapó el extremo del cordoncito del tampón y, al tirar, lo sacó de inmediato”.

8.- Lo peor no es el tirón
Los expertos aseguran que la parte más dolorosa no es cuando se arranca el pelo, sino el estrés previo pensando en qué va a suceder. “Cuando es la primera vez que te haces la cera, la acumulación de nervios antes de entrar en la sala es la peor parte”, nos aseguran. “Si estás con una persona profesional, la depilación en sí será más rápida y menos dolorosa”. Una vez más, asegúrate de reservar cita para depilarte cuando hayas acabado con la regla y que la zona esté menos sensible.

9.- S.O.S. ingles sudorosas
Si haces deporte, dúchate antes de la cera. Es muy desagradable para tu esteticista hacer frente a unas ingles sudorosas si vas directamente al salón de belleza desde tu clase de zumba. Además, debes seguir las instrucciones sobre cuánto tiempo tienes que esperar después de sudar para depilarte: ten en cuenta que la fricción y el sudor pueden irritar su piel. “Evita cualquier actividad física de 12 a 24 horas después de la cera”, nos aconsejan: “cuanto menos calor lleves a la zona, mejor”.
Y ADEMÁS: Donde hay pelo hay alegría

 


Next

Te recomendamos

La ola del cambio

¿Existe alguna diferencia entre el surf masculino o femenino para que haya existido e...

Mejora tu dieta con los alimentos más frescos

Descubre los beneficios de los alimentos frescos con los expertos de ALDI....

Hacemos realidad una sesión de yoga de ensueño

El Women’s Health Club by Issey Miyake llega a Bilbao...

Los beneficios ocultos de las zanahorias

Mejor cocidas que crudas...

Después del gym, una cerveza 0,0 isotónica

Preguntamos a los amantes del fitness....

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.